Niño en edad escolar

Ocho años de edad: desarrollo e información importante para los padres


ocho años de edad no llora por la noche porque un león salvaje acecha en el armario. No se queja de los miedos debajo de la cama. Sin embargo, él tiene sus miedos y miedos. Una de las más importantes es la falta de aceptación de los compañeros o la estricta evaluación del maestro. ¿Cómo se está desarrollando un niño de ocho años? ¿Y qué hacer para apoyar este desarrollo?

Ocho años: desarrollo físico, emocional y social.

Un niño de ocho años generalmente activo y lleno de energía. Sin embargo, en una edición más pensada, y no como tres o dos años antes. Le gustan las actividades al aire libre y los desafíos. La coordinación general y el equilibrio están en un alto nivel.

Los dientes de leche están siendo reemplazados permanentemente. El esqueleto todavía es blando, así que no lo sobrecargue, lo que desafortunadamente es todo un desafío, especialmente en el contexto de la necesidad de usar mochilas pesadas. Los músculos se vuelven más fuertes y más eficientes que antes. El corazón y los pulmones aún no tienen el tamaño final, el cerebro está creciendo y este proceso está llegando a su fin. La acción del corazón se vuelve más lenta, pero la presión arterial aumenta. El niño respira más profundo y más tranquilo. Las habilidades motoras pequeñas están bien desarrolladas, el niño también se vuelve más perceptivo y tiene muy buena memoria.

El niño ya se conoce bien, conoce sus habilidades, limitaciones, temperamento. Él entiende que es diferente de otros niños. Es sensible y empático, se conmueve fácilmente. Él está pasando por fallas graves, aunque sea brevemente.

Al niño le gusta conocer gente nueva, dar placer a los seres queridos. Se adapta fácilmente a nuevas situaciones. Es valiente. Se siente seguro en un mundo donde un adulto protege las fronteras y evita que las crucen.

Los niños de ocho años tienen menos probabilidades de enfermarse. Tiene mucha mejor resistencia. Desafortunadamente, está más expuesto a accidentes, fracturas y lesiones. Más a menudo se queja de dolor de estómago o dolor de cabeza causado por el estrés.

Ocho años de edad - observador atento

ocho años de edad este niño extremadamente perceptivo y sensible. Él ve mucho más de lo que los adultos piensan a menudo. Rápidamente capta errores e inconsistencias y simplemente los señala.

Protege la justicia y los principios que considera santos. No necesariamente confiesa todo lo que le presentan sus padres. Puede rebelarse y argumentar razonablemente por qué la sentencia impuesta a él no le conviene y por qué quiere hacer lo contrario.

Él está luchando por su opinión. No es tan fácil imponer su propio punto de vista a un niño de ocho años. Sin embargo, a veces un niño de ocho años se pierde y, en lugar de una naturaleza razonable, revela al emocional que, con un grito y una expresión amenazadora, trata de forzar su forma de pensar en los demás.

Un niño de ocho años tiene sus asuntos

Un niño de ocho años tiene sus asuntos y secretos. Pasa mucho más tiempo solo. Todavía está ocupado, planea algunas actividades, encuentra tareas para hacer él mismo.

Puede concentrarse en colorear, construir y crear un adorno creativo. Ya no necesita tanta atención como los niños más pequeños. Cuando miras a tu hija o hijo, a veces no puedes creer que tu hijo enérgico haya cambiado tanto recientemente.

Melancólico de ocho años

No le dice qué saliva le traerá. No hace tantas preguntas como un niño de cuatro años. Antes de hablar, pensará si vale la pena, si vale la pena. Puede analizar y predecir cómo su comportamiento afectará a los demás.

A veces, en lugar de preguntar directamente por cuestiones molestas, prepara el terreno y aborda el tema. Puede notar que su hijo a menudo está pensando, se va a alguna parte, está más triste que antes.

Le gustan los desafíos y las aventuras.

El mundo de los compañeros se está volviendo particularmente importante para un niño de ocho años. El niño quiere ser querido y aceptado. Tener tantos colegas como sea posible. Hará mucho para comprar en favor de otros niños. Él experimenta fuertes argumentos y malentendidos que son naturales para esta época. El niño anhela especialmente la aprobación del maestro. Quiere aprender bien, ganar competencias, le gustan las competencias y las competencias.

Él pide historias sobre los días escolares de sus padres. Le encantan las historias llenas de aventuras, secretos, secretos y giros.

¿Cómo puedes ayudar a un niño de 8 años a crecer?